Espanol

¡BASTA YA SANCIONES CONTRA SIRIA!

En el 2011 la Unión Europea decidió imponer sanciones a Siria, presentándolas como “sanciones contra a individuos del régimen”, que imponían al país un embargo del petróleo, un bloqueo de las transacciones financieras y la prohibición de vender muchísimas mercancías y productos. Una medida que sigue siendo vigente, a pesar de la decisión “críptica” de los países europeos que en el 2012  levantaba el embargo del petróleo que procedía de las áreas controladas por la oposición armada y jihadsta, para que se abasteciera a las llamadas “fuerzas revolucionarias y de la oposición”.

Durante los últimos 5 años, la sanciones contra Siria contribuyeron a derrumbar la sociedad siria haciéndole padecer hambre, epidemias, miseria, y favoreciendo las milicias armadas integralistas y terroristas, quienes hoy atacan a Europa también. Ese embargo se une a una guerra que ya produjo 250.000 muertos y 6 millones de refugiados.

En Siria la situación es desesperada. Hay carencia de alimentos, un desempleo general, una imposibilidad al acceso a la atención médica, racionamiento de agua potable y de electricidad. Además, el embargo no permite a los sirios residentes en el extranjero antes de la guerra, enviar dinero a sus familiares, quienes se quedaron en patria. Tampoco las organicaciones no gubernamentales que trabajan en los programas de auxilio pueden enviar dinero a sus colaboradores en Siria. Empresas, centrales eléctricas, acueductos, hospitales están obligados a cerrar, pues no pueden conseguir piezas de repuesto o gasolina.

Hoy la mayoría de los sirios solo en la fuga de su propia tierra ven una posibilidad de supervivencia para sus familias. Sin embargo, esa decisión encuentra muchas dificultades por las posturas controvertidas de muchos países de la UE.

Por eso pedimos que la UE levante inmediatamente las sanciones que afectan la vida diaria de cada sirio. Además, la retórica acerca de los refugiados, quienes huyen de la guerra, resulta hipócrita si al mismo tiempo se sigue haciendo pasar hambre, obstaculizando la atención médica, negando el agua potable, el trabajo, la seguridad, la dignidad a los que se quedan en Siria.

Nos dirigimos a los parlamentarios y a los alcaldes de cada país de la UE y no solamente, para que sus ciudadanos  conozcan cuan injustas son las sanciones contra Siria y para que por fin se acabe con eso.

Firmantes

  • Padre Georges Abou Khazen – Vicario apostolico dei Latini ad Aleppo
  • Padre Pierbattista Pizzaballa – Emerito Custode di Terrasanta
  • Padre Joseph Tobji – Arcivescovo maronita di Aleppo
  • Padre Boutros Marayati – Vescovo armeno di Aleppo
  • Suore della Congregazione di San Giuseppe dell’Apparizione dell’Ospedale “Saint Louis” di Aleppo
  • Comunità Monache Trappiste in Siria
  • Dottor Nabil Antaki – Medico, ad Aleppo, dei Fratelli Maristi
  • Suore della Congregazione del Perpetuo Soccorso – Centro per minori e orfani sfollati di Marmarita
  • Padre Firas Loufti – Francescano
  • Monsignor Jean-Clément Jeanbart – Arcivescovo greco-cattolico di Aleppo
  • Monsignor Jacques Behnan Hindo – Vescovo siro-cattolico di Hassakè-Nisibi
  • Padre Mtanios Haddad – Archimandrita della chiesa Cattolica-Melchita e Procuratore patriarcale
  • Hilarion Capucci – Arcivescovo emerito della Chiesa greco-cattolico melchita
  • B. Ignace Youssef III Younan Patriarca di Antiochia dei Siri
  • Georges Masri, Procuratore presso la Santa Sede della Chiesa Siro-cattolica
  • B. Gregorio III Laham – Patriarca dei Melchiti
Annunci